Monseñor Barba: «Lo que Santo Domingo hizo con su vida es lo que debemos hacer nosotros»

Norma, elegante y con su barbijo rojinegro, fue una de las fieles que desde temprano llegó a las inmediaciones de la Iglesia para ver si conseguía en lugar en la misa en honor al Patrono Santo Domingo de Guzmán.

Los protocolos estrictos finalmente la dejaron sin la posibilidad de ingresar al templo. Sin embargo, se llevó una bendición del flamante Obispo de la Provincia de San Luis, Monseñor Gabriel Barba, cuando este salió a saludar uno a uno a los fieles que estaban en las cercanías. Feliz, regresó a su casa a seguir la misa a través de la radio municipal.

Esta vivencia delinea el contexto en el que se dio la celebración de la fiesta patronal en honor a Santo Domingo: Sin fieles y con las redes sociales como protagonistas. A través de ellas el feligresía siguió la misa que celebró el Obispo puntano.

Un rato antes y con la presencia del Intendente Ernesto Alí, el Jefe de Programa de Gobierno Ernesto Quaranta, La Diputada provincial Norma Moreno, el Concejal Víctor Castillo y el Padre Ignacio Lucero, entre otros, Monseñor bendijo un obra restaurada que lucirá en uno de los accesos a la parroquia.

«Es un honor y un placer tenerlo aquí. es muy importante para nosotros. Gracias por estar, muchísimas gracias por venir. El corazón nuestro es suyo» expresó el jefe comunal en un corto diálogo con Barba. Éste a su vez dijo: «Me siento en casa desde el primer día que llegué y como me fueron recibiendo. Visito por primera vez la parroquia de Santo Domingo, comienzo a conocer a La Toma más en profundidad».

Tras la ceremonia la imagen del santo patrono recorrió diferentes sectores de la localidad para el saludo de cientos de fieles que saludaron su paso.

Nota al Obispo: «Es uno de los grandes santos que tenemos en la iglesia que nos ayuda a estar cerca de Cristo, con el valor de la palabra que se hace presente a través de las obras«.